El cántabro aparece de nuevo como lengua en peligro en el Atlas de la UNESCO

diciembre 14, 2010

En la nueva edición del Atlas de las Lenguas del Mundo en Peligro, que publica la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), se mantiene el cántabro entre las lenguas en nivel 2 de peligro (“definitivamente en peligro”), que es cuando los niños y niñas ya no aprenden el idioma como lengua materna. En los últimos sesenta años 220 lenguas desaparecieron en el mundo según la UNESCO y el cántabro avanza hacia la extinción a marchas forzadas.

La UNESCO distingue cinco niveles: En el nivel 2 (el primero de peligro) los jóvenes aún hablan el idioma, pero de forma restringida a algunos ámbitos; el siguiente, “gravemente en peligro” -en el que se encuentra el leonés y su variante cántabra- es aquel en el que los abuelos y las generaciones anteriores lo hablan, pero aunque padres lo entienden, no lo hablan entre ellos ni con los niños. El cuarto nivel es aquel en el que los hablantes más jóvenes son los abuelos, que lo hablan parcialmente y raramente. Finalmente el quinto nivel es el de las lenguas extintas a partir de 1950.

De entre las lenguas peninsulares, el aragonés y el aranés (occitano) están también en el nivel 2 con el cántabro (astur-leonés). En peligro, pero en peligro leve estaría el vasco. La buena noticia para la diversidad lingüística peninsular es que el catalán y el gallego (galaico-portugués) ya no aparecen en niveles de peligro. La mitad de las 6.700 lenguas que se hablan en la actualidad están en peligro de desaparecer antes de finales del siglo XXI. Un proceso, afirman, que puede frenarse “si los gobiernos y comunidades de hablantes toman medidas urgentes”. El Gobierno de Cantabria, a pesar de esta situación y la creciente demanda social, continúa negando cualquier reconocimiento al patrimonio lingüístico cántabro.


Rueda de prensa de la Plataforma Esclave (02/04/2009)

abril 2, 2009

Pese a la negativa de la Consejería de Cultura, la Plataforma Esclave seguirá trabajando por el reconocimiento del patrimonio lingüístico cántabro

 

A las 11 de la mañana del jueves 2 de Abril ha tenido lugar en el Centro Cultural Doctor Madrazo de Santander la rueda de prensa que la Plataforma Esclave había convocado para informar a la sociedad cántabra de la denegación en primera instancia por parte de la Consejería de Cultura, Turismo y Deporte del Gobierno de Cantabria, de la solicitud de Bien de Interés Cultural (BIC) al Patrimonio Lingüístico de Cantabria.

 

Diegu San Gabriel, de la Asociación Cultural L’Argayu, y Jesús Salas, de la Asociación Cultural Rede, comenzaron exponiendo el proceso de conformación de la actual Plataforma Esclave, como espacio de encuentro del conjunto de asociaciones culturales cántabras que se ocupaban del patrimonio lingüístico autóctono (las dos a las que pertenecen, más la A.C. Asubiu y Aición pol Cántabru). Dicha Plataforma Esclave, en palabras de Diegu “dio a luz un Manifiesto por el Patrimonio Lingüístico Cántabro, en el que se recogía la necesidad de declararlo Bien de Interés Cultural para evitar su desaparición”. Este texto ha sido difundido en mesas informativas en algunos pueblos y sobre todo en internet (https://esclave.wordpress.com/) recogiéndose “unas 700 firmas, el apoyo de numerosos filólogos y expertos, así como la adhesión de asociaciones culturales, ecologistas, sindicales, políticas, grupos de música…” entre los que citó a ARCA, ADIC, la Asociación Cántabra de Festivales PRAU, o el Centro de Estudios Montañeses.

 

 

 

Jesús Salas explicó que “las variantes lingüísticas más emparentadas con la nuestra, tienen reconocimiento institucional. El asturianu goza de una ley de uso y promoción, el llionés ha aparecido recientemente reconocido en el Estatuto de Autonomía de Castilla y León, e incluso el mirandés es cooficial en la comarca portuguesa de Miranda del Douro. Nosotros trabajamos para que el patrimonio lingüístico cántabro aparezca reconocido y protegido en el Estatuto de Autonomía de Cantabria, pero debido a que la vía a la reforma estatutaria se encontraba entonces paralizada, optamos por la declaración de BIC como algo que entendíamos que podía ser asumible por todo el mundo”. Pese a los destacados y numerosos apoyos recogidos, Jesús Salas explicó que “la solicitud de BIC al Patrimonio Lingüístico de Cantabria ha sido denegada en primera instancia, y de las reuniones mantenidas con los responsables de patrimonio puede extraerse que no tienen ninguna intención de enmendarlo”. “El informe negativo que nos facilitaron contiene tal cúmulo de errores, de tipo técnico y lingüístico, que parecen indicar que ni siquiera se han leído los informes filológicos y la bibliografía que les facilitamos”.

 

Diegu continuó señalando que “paradójicamente, el informe de la Consejería de Cultura no sólo contrasta con la postura del académico de la RAE por Cantabria, profesores universitarios, filólogos o traductores; sino también con la opinión de la UNESCO, que recientemente ha editado una nueva edición del Atlas de las lenguas en peligro del mundo y en ella aparece el cántabru en situación de grave peligro”.

 

Por ello, la Plataforma Esclave anunció el inicio de “una campaña de sensibilización social, tratando de implicar a todos los agente sociales y políticos en la defensa de nuestro patrimonio lingüístico”, que ha comenzado ya con la impresión de 8000 pegatinas en las que “se recoge la declaración de la UNESCO del cántabru en situación de grave peligro, e invita al lector a posicionarse ante esa realidad, hacia la supervivencia de ese patrimonio, o por el contrario hacia su irreparable pérdida”.

 

 

Además se ha organizado un encuentro para el sábado 16 de Mayo, “en el que se invitará a participar al conjunto de personas y colectivos que firmaron el manifiesto, y al que se puede sumar cualquier interesado en la defensa de nuestro patrimonio lingüístico autóctono”.

 

PLATAFORMA ESCLAVE – esclave_cant@yahoo.com


El cántabru (ast-leo) en piligru sigún la UNESCO

febrero 26, 2009

 

Según la nueva edición del “Atlas de las lenguas en peligro del mundo”, presentado en París, que puede consultarse en internet: http://www.unesco.org/culture/ich/index.php?pg=00206

De los cinco niveles de conservación en que están clasificadas las lenguas (vulnerables, en peligro claro, en peligro grave, en situación crítica o extinguida) el tronco astur-leonés (que incluye la variante cántabra) está ya en el nivel 2.

Este Atlas es una herramienta digital interactiva que contiene datos actualizados de más de 2.500 idiomas, y que va poder completarse, corregirse o actualizarse en todo momento, gracias a las aportaciones de los usuarios.