El cántabro aparece de nuevo como lengua en peligro en el Atlas de la UNESCO

diciembre 14, 2010

En la nueva edición del Atlas de las Lenguas del Mundo en Peligro, que publica la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), se mantiene el cántabro entre las lenguas en nivel 2 de peligro (“definitivamente en peligro”), que es cuando los niños y niñas ya no aprenden el idioma como lengua materna. En los últimos sesenta años 220 lenguas desaparecieron en el mundo según la UNESCO y el cántabro avanza hacia la extinción a marchas forzadas.

La UNESCO distingue cinco niveles: En el nivel 2 (el primero de peligro) los jóvenes aún hablan el idioma, pero de forma restringida a algunos ámbitos; el siguiente, “gravemente en peligro” -en el que se encuentra el leonés y su variante cántabra- es aquel en el que los abuelos y las generaciones anteriores lo hablan, pero aunque padres lo entienden, no lo hablan entre ellos ni con los niños. El cuarto nivel es aquel en el que los hablantes más jóvenes son los abuelos, que lo hablan parcialmente y raramente. Finalmente el quinto nivel es el de las lenguas extintas a partir de 1950.

De entre las lenguas peninsulares, el aragonés y el aranés (occitano) están también en el nivel 2 con el cántabro (astur-leonés). En peligro, pero en peligro leve estaría el vasco. La buena noticia para la diversidad lingüística peninsular es que el catalán y el gallego (galaico-portugués) ya no aparecen en niveles de peligro. La mitad de las 6.700 lenguas que se hablan en la actualidad están en peligro de desaparecer antes de finales del siglo XXI. Un proceso, afirman, que puede frenarse “si los gobiernos y comunidades de hablantes toman medidas urgentes”. El Gobierno de Cantabria, a pesar de esta situación y la creciente demanda social, continúa negando cualquier reconocimiento al patrimonio lingüístico cántabro.


El cántabru (ast-leo) en piligru sigún la UNESCO

febrero 26, 2009

 

Según la nueva edición del “Atlas de las lenguas en peligro del mundo”, presentado en París, que puede consultarse en internet: http://www.unesco.org/culture/ich/index.php?pg=00206

De los cinco niveles de conservación en que están clasificadas las lenguas (vulnerables, en peligro claro, en peligro grave, en situación crítica o extinguida) el tronco astur-leonés (que incluye la variante cántabra) está ya en el nivel 2.

Este Atlas es una herramienta digital interactiva que contiene datos actualizados de más de 2.500 idiomas, y que va poder completarse, corregirse o actualizarse en todo momento, gracias a las aportaciones de los usuarios.